martes, 2 de junio de 2015

LA OBLIGADA CAÍDA DE JOSEPH BLATTER

Por: Loanny Picado. 
https://zonadepenalti.wordpress.com
“Renuncio”, nunca una sola palabra causó tanto revuelo y al mismo tiempo alegría en el fútbol mundial. El cinco veces reelecto Joseph Blatter ha dimitido a su puesto de presidente de la FIFA , tras el escandaloso caso de corrupción en las que se vinculan  dirigentes de este organismo.
Lógicamente la decisión de Blatter no está ligada  a una voluntariosa reflexión del daño que le haría su continuidad al fútbol, más bien de  dos polos de presión que han obligado al suizo a dejar su trono.
Primero la preocupación de los patrocinadores grandes como Coca Cola, McDonalds y otras que han hecho público su descontento y  miedo por seguir apoyando un deporte con un organismo falto en transparencia. De hecho, marcas como Continental,  Johnson & Johnson  y Castrol cancelaron sus contratos con FIFA.
La única salida que le traería sosiego a estas compañías era un cambio de mando, pero la permanencia de Blatter no le permitiría tener al fútbol, ni a la FIFA un índice de confianza, por lo tanto, perder a Coca Cola, por ejemplo, sería una pérdida millonaria para la institución y para el mismo Blatter.
El segundo elemento que incidió a la renuncia fue la influencia del mismo Departamento de Justicia de los Estados Unidos, a pesar que ellos mismos aseguraron que no había acusación contra Blatter. Sin embargo, la pregunta es ¿Cómo llego el FBI a la captura de los dirigentes? Se especula que el mismo Blatter ha entregado a estos dirigentes a cambio de su inmunidad, así que asegurar su  inocencia en este caso, es como meter la mano al fuego donde el resultado final sería ser quemado. 
Por lo tanto tenía dos opciones, renunciar a su puesto de presidente y  marcharse  tranquilo  o bien,  ser procesado junto a sus otros “amigos”. Por lo tanto Blatter ha tomado una  tajante elección, pasar el resto de los años que le quedan junto a sus nietos y no en la FIFA.
“No me digas que eres inocente, porque eso insulta mi inteligencia”, dice una de las famosas frases de Don Vito Carleone, en la película “El Padrino”. Y así fue como Joseph Blatter quiso engañar a la gente del fútbol y lavarse las manos en medio controversiales acusaciones, en las que nunca dijo ser responsable .El suizo quiso aparentar una gran transparencia durante sus 17 años de mandato, cuando la opinión publica sabía exactamente lo que era, el máximo líder de una mafia de dirigentes corruptos.
Para Blatter ya es un castigo el que haya dimitido a su aclamado trono, esperando que esa misma justicia no le haga pagar más de lo que él mismo le cobró todos estos años al fútbol.
SOBRE BLATTER: 
Joseph Blatter nació en Suiza, el 10 de marzo de 1936. Jugó al fútbol en categorías de aficionado. Se graduó en Comercio y Economía Política en la Universidad de Lausana. Fue secretario general de la federación suiza de hóckey sobre hielo. Ingresó a la FIFA como director técnico en 1975. Ascendió a secretario general en 1981 y permaneció en ese cargo hasta 1998, bajo la presidencia del brasileño João Havelange. Fue elegido presidente de la FIFA el 8 de junio de 1998. Desde entonces, gobernó el máximo organismo del fútbol mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada