viernes, 24 de julio de 2015

LAS "INFERIORES" DE DIRIAMBA: DESATENDIDAS !

Las Pequeñas Ligas de Diriamba urgen de instalaciones. Foto: Cortesía Byron Acevedo.
Luis Cordero Chong
Año tras año y de una forma natural emergen buenos jugadores de fútbol en la ciudad de Diriamba. Lo interesante y raro es como la denominada cuna del fútbol nicaragüense concibe chavalos de buenas proyecciones en el balompié nacional sin poseer las mínimas condiciones para desarrollarse en este deporte. 

A pesar de contar con el equipo más antiguo y orgulloso de nuestro fútbol es inexplicable cómo evolucionan las ligas menores en la tierra del Cacique Diriangén. 

Antecedentes históricos
Antes de la fundación del Diriangén en 1917 los jóvenes de Diriamba comenzaron a enamorarse del fútbol a través de las enseñanzas de este deporte de parte del profesor Napoleón Parrales en 1906 y de la mayoría de jugadores-fundadores del decano de nuestro fútbol, quienes trajeron desde varios países de Europa, donde estudiaban, la reglamentación y práctica del balompié. 

Al inicio el fútbol fue practicado por la clase pudiente de la ciudad, pero en muy poco tiempo y ya con su equipo fundado el fútbol se adueñó del alma de este pueblo sureño.

La influencia de los Hermanos cristianos de La Salle (1939-1974)
La época de oro de la enseñanza temprana del fútbol en Diriamba vino acompañada con el establecimiento del Instituto Pedagógico de Diriamba (IPD), apuntalada por el quehacer educativo de los hermanos cristianos de la orden de La Salle.

La mayoría de los hermanos cristianos eran de origen español y fomentaron hasta más no poder la enseñanza y la práctica del fútbol, realizando múltiples torneos a lo interno y destacando a lo externo con su famoso equipo colegial el Excelsior, multicampeón nacional a nivel escolar.   

Con la creación de la escuela anexa de La Salle a inicios de los años 60 el número de  chavalos que practicaban fútbol se multiplicó, con la salvedad de que los hermanos de La Salle garantizaban muchas canchas de juego, uniformes, balones y entrenadores de este deporte, incluyendo a algunos de estos hermanos católicos.  

Esta situación, acompañada con el empuje del Ministerio de Educación de esos años, el cual fomentaba fuertemente los juegos escolares, condujo a que Diriamba proporcionara a los mejores elementos del fútbol de primera división en la denominada época de oro de nuestro fútbol. 

Del Excelsior salieron figuras tales como Manuel “Catarrito” Cuadra, Pedro José “Peché” Jirón, René “El Negrito” Rivas, Livio “El Pollo” Bendaña E., Eddy “El Ciego” Martínez, Armando “Mituy” Mendieta, Vladimir Tapia V. y los hermanos Roger y Dámaso Silva. 

En los años 70 también destacaron algunas figuras nacidas en las canchas de La Salle, tales como Víctor “Mama Yoya” Granja, Manuel “El Pocho” Pérez, Mauricio “Mali” Rivas, Tulio López, David “El Rayo” López y Mauricio “El Chaparro” Cruz, entre otros.

Situación actual de las ligas inferiores
Desde hace mucho tiempo las ligas inferiores en Diriamba han sido mal atendidas, hacen falta canchas, pelotas, avituallamiento y técnicos especializados que enseñen metodológicamente a los niños los elementos básicos de este deporte. 

La organización de eventos de pequeñas ligas ha sido obra y gracia de verdaderos quijotes diriambinos que de una u otra forma consiguen algunos recursos e invierten su tiempo para formar año tras año las ligas menores.    

Actualmente en las cinco divisiones de pequeñas ligas son pocos los equipos con uniformes completos, el número de equipos por división es muy bajo para esta ciudad, prestan canchas para los partidos oficiales y la forma organizativa deja que desear. Y no es culpa de los organizadores, sino de la falta de visión de una comunidad entera, incluyendo a sus autoridades locales y deportivas.

Pirámide Invertida
En Diriamba se presenta un caso muy peculiar; al contrario de una situación normal donde las ligas menores son la base de una pirámide que tiene como cumbre al equipo mayor, aquí la pirámide está invertida pues los equipos menores están casi en la cúspide. 

Los equipos de tercera división son la base del fútbol local. Por ejemplo, en este año existen cinco ligas de 3ª división en el municipio con un total de 73 equipos con aproximadamente 1,533 jugadores entre 17 y 25 años. En las ligas menores hay 5 divisiones con aproximadamente 28 equipos en total y aproximadamente 504 chavalos menores de 16 años. Hay una gran diferencia y nos indica que la mayoría de jóvenes de Diriamba empiezan a practicar muy tarde el fútbol.  

Instalaciones Deportivas
Las ligas de tercera división, la Papufútbol e inclusive la Abuelifútbol cuentan con canchas para jugar y practicar el balompié pero no existe una instalación especial para la práctica del fútbol menor, los niños menores de 12  años prestan las instalaciones del Estadio Municipal Cacique Diriangén todos los sábados y los niños menores de 16 años prestan las instalaciones de la escuela de talentos los días domingos. ¿En  donde practican entre semana?   

El Diriangén, las autoridades locales y las ligas Menores
Sueño de todo chavalo diriambino es llegar a pertenecer al equipo grande del Diriangén, pero ¿que hace o ha hecho la organización del Cacique por las ligas inferiores en estos años?, ¿cual ha sido el aporte de las autoridades locales en los últimos 35 años? ¿Cuántas canchas de fútbol se han construido? ¿Cuántas promesas se han hecho? ¿Cómo nos hemos involucrados como sociedad civil?, todos los estamentos políticos y civiles de nuestra ciudad somos los responsables de la debacle de nuestras pequeñas ligas de fútbol. 

Las autoridades locales en comunión con la organización del Diriangén deben tomar nota del desastre en que están nuestras pequeñas ligas.  Desarrollar un plan estratégico que nos involucre a todos los diriambinos no debe de ser difícil y se debe empezar por proveer a los muchachos instalaciones donde practicar, el resto (técnicos, pelotas, uniformes, nivel organizativo, capacitaciones, recursos materiales, hermanamientos, etc) debe venir con el tiempo acompañados por las gestiones de los dirigentes pertinentes y de todos los hijos del cacique Diriangén. Urge este tipo de planteamiento.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada