jueves, 30 de octubre de 2014

60`s: LA EPOCA DE ORO DEL FUTBOL NICARAGUENSE

Luis Cordero Chong
Aprovechando la inactividad de la liga profesional de beisbol y la desorganización de la liga amateur, el fútbol de primera división en los años 60 tuvo una oportunidad única de surgir y mostrarse en Nicaragua como un deporte de arrastre, teniendo un crecimiento cuantitativo y cualitativo respecto a los años anteriores en la práctica de nuestro balompié.
 
ANTECEDENTES HISTÓRICOS
A pesar de que el fútbol es practicado en toda Centroamérica desde inicios del siglo 20, por razones desconocidas y acentuadas por la intervención norteamericana en Nicaragua (1912-1933), cuando dejaron como herencia la práctica del Beisbol, el balompié nicaragüense no creció como en el resto del istmo, sino que al paso del tiempo se fue haciendo más pequeño y mediocre, sin poder competir con nuestros hermanos geográficos.  Coadyuvando al atraso del fútbol estaba el poco interés por este deporte del Estado y de la empresa privada y principalmente por la falta de una verdadera estructura dirigencial del fútbol que actuara eficientemente.

CIRCUNSTANCIAS QUE CONCURRIERON
Sin el beisbol en la palestra, los medios de comunicación (especialmente la prensa escrita) y la empresa privada voltearon sus ojos al fútbol, y coyunturalmente se aprovechó un alto grado de fortaleza existente en la estructura colegial del fútbol a nivel nacional, ya que a inicios de los años 60 la Comisión Nacional del Deporte y el Ministerio de Educación priorizaban y fomentaban la práctica de los deportes a través de las famosas ligas intercolegiales.  De estas ligas salieron equipos y muchas figuras notables que pasaron a formar parte de los equipos de fútbol de primera división nacional. De tal forma que fuertes empresas industriales e instituciones comerciales y educativas patrocinaron a la mayoría de equipos en los diez años en cuestión, pasando nuestro balompié de ser amateur a semiprofesional pero solamente en algunos equipos participantes, el resto se financiaron de la forma tradicional con que lo venían haciendo.

LOS EQUIPOS
Se destacaron a través de la década los siguientes equipos, con la salvedad de que algunos no jugaron de forma paralela en los diez años dorados: El Triunfo, Café Presto, Dínamo, Milca Roja, Real Estelí, La Nica, Amparo FC, Deportivo Masaya, Chinandega-ISA, Rincón Español, Flor de Caña, Santa Cecilia FC, Oriental, Academia Militar, Deportivo Karina, El Metropolitano, UCA, Cañita y Diriangén FC, entre otros.
 
Tres de los cuatro grandes equipos de esta década tuvieron un fuerte patrocinio para sus participaciones, destacando el Santa Cecilia FC, Flor de Caña y Universidad Centroamericana (UCA).  El Diriangén FC como ha sido constante en su historia no tuvo grandes recursos para financiar sus participaciones. 
 
Fundado en los últimos años de los 50, Santa Cecilia participó hasta el campeonato de 1965, regresando posteriormente a primera división en 1972 y desapareciendo totalmente después del campeonato nacional de 1975. El Flor de Caña FC duró tres años en primera división, iniciando en 1965, y el equipo de la UCA se fundó en 1964 de la mano del Dr. Juan Bautista Arríen (q.e.p.d.), terminando su existencia a finales de los 80. El Diriangén (1917) junto con el Real Estelí (1961) son los únicos equipos activos que han perdurado de la época de Oro de nuestro fútbol.  

SANTA CECILIA, 1964. Foto: Cortesía.
LOS CAMPEONES DE LA DÉCADA
Desde 1961 hasta 1965 el Santa Cecilia FC de Diriamba gana de manera consecutiva el título de Campeón Nacional, convirtiéndose de esa manera en pentacampeón del fútbol pinolero. En el siguiente año el Flor de Caña FC de Chichigalpa, se agencia por dos años consecutivo el campeonato nacional (1966-1967); en 1968 la UCA logra su primer título de campeón nacional, y para los dos últimos años de la década (1969-1970) el Diriangén FC conquista dos trofeos nacionales más para sus vitrinas.

LAS FIGURAS
Muchos jugadores brillaron en los 60, destacándose los porteros Roger Mayorga (Dínamo y Flor de Caña), Salvador Dubois (Santa Cecilia FC), Rodolfo “Fito” Castro (Diriangén) y Germán “El Macho” Meza  (Flor de Caña y la UCA). 

Algunas de las figuras más importantes fueron: Manuel Cuadra S. “La Bamba”, Hugo “Bazuka” Huete, Manuel Flores “Cuchubal”, Rudy Sobalvarro “La Culebra”, Oscar Calvo “Chiqui”, Carlos “Chito” Pérez, “El Martillo” Gómez,  Manuel Tamariz, Roger “Chichota” Silva, Douglas Pérez,  Eduardo Siero “La Saeta”, Eddy “El Ciego” Martínez, Pedro José “Peché” Jirón, Francisco “Chico Mambo” Romero, Gerardo “La Yegua” Barrios, Miguel “Chocorrón” Buitrago, Dámaso Silva, Marco “El Tico” Carrión, Juan Bautista Arríen, Mario “El Mesié” Orellana, Alirio Flor, Livio Bendaña E., Armando “El Negro” Henríquez, Carlos “El Capo” González, Bayardo “Tumbao” Gutiérrez, Armando “Mituy” Mendieta P,. Gustavo “El Cuervo” Ocampo, Antonio “Toño” Cruz, Emilio “Camarón” Gutiérrez, Eddy Benard, Arnoldo Góngora, Luis Goyén, Francisco Camacho, Eduardo Morales, Salvador “La Chava” Dávila, Vladimir Tapia V., Guillermo “El Cadete” Muñoz,  Narciso “El Chicho” Quant, Miguel “Morrocoyo” Rocha, Leonel “El Profe” Quintanilla, Rafael “Payo” Paniagua, Emerson Flores, Joaquín Rivas L., Omar Jirón R., “El Tico” Araya, René “El Negrito” Rivas, Ray Orozco, Miroslav Cuculiza, Ramón Peñaranda, El Macho Agüero, El “Negro” Canales, Víctor Chinchilla, Edgar Flores,  José Luis “Saningo” Soto, Eduardo “El Flaco” Chavarría, Vidal “El Paisa” Quintanilla, José “Chemanel” Figueroa, Roger “El Zorro” Páez, Saúl Bergman “Chayul”, Heriberto “La Chamba” Gómez, y los juveniles Reynaldo “Muraco” Molina, Tulio “Cebolla” López, Bayardo “Carita” Barrera, Silvio Aguirre y  David “El Rayo” López.

Muchos de estos jugadores vistieron el uniforme de varios de los equipos grandes de la época. También se contó con buenos entrenadores nacionales y destacados entrenadores extranjeros, entre ellos los argentinos Santiago Berrini y Omar Muracco, amén de los húngaros Eduardo Cosovich y el Sr. Mezzaro. 
 
En esta década, además de recibir la visita de equipos de Concacaf tales como Comunicaciones, Municipal, Saprissa, Alajuela, Olimpia, FAS, Atlético Marte, Motagua, etc, también nos visitaron los Brasileños Botafogo y Flamengo y el paraguayo Cerro Porteño,  destacando sobre todos los argentinos Estudiantes de La Plata quienes jugaron contra la selección nacional en Enero de 1966 saliendo derrotados 2 goles a 1 en una memorable fecha para nuestro balompié. 
 
A nivel de equipos, Santa Cecilia FC realizó una gira por diferentes Estados de México en 1962, disputando 4 partidos con equipos de primer nivel de Pachuca, Celaya, Poza Rica y Tepic-Nayarit.

Por todo lo descrito anteriormente la década de los años 60 se considera la época de oro del Fútbol Nicaragüense. Qué opina usted?

2 comentarios:

  1. interesante reportaje, felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Que epoca mas bella esa de los 60s. Tremendo futbol en Nicaragua.

    ResponderEliminar