miércoles, 20 de mayo de 2015

LAS PRIMERAS CACIQUES DEL DIRIANGÉN


De pie izquierda a derecha: Mario Orellana (DT), Marta Tamariz, Sara Luisa Cosa, Migdalia Acevedo, Tere de Orellana, Argentina Mojica, Damaris Chong, Janet Puerto, Cristian Puerto, Tulio López (Asistente). Sentadas:Aldine Pavón, Leslie Rocha, Martha Román, Patricia González, Patricia Pavon, Socorro Cruz, Yadira Rocha. Mascota: Luis Mario Orellana “junior”.  Foto cortesía: Patricia González. Diriamba 30 Mayo 1971.

Luis Mario Orellana
Desde mediados de los años noventa el fútbol femenino ha tomado auge en nuestro país, de tal forma que en la actualidad existe una liga avalada por la FENIFUT con representaciones de varios departamentos del país, incluso han surgido equipos importantes y figuras relevantes que ha dejado o están implantando record de títulos nacionales en lo colectivo e individual.

ORIGEN DEL FUTBOL FEMENINO
Muchas versiones se  han tejido  alrededor de los orígenes del  futbol  femenino  en  Nicaragua; prácticamente esta disciplina se originó en Diriamba en el año de 1969 cuando se formó una liga con tres  equipos: Diriangén, ECOMAC (Escuela de Comercio Miguel Abud Castro)  y Santa  Cecilia. Paralelamente en Managua se  formó  el  Shulton.

El profesor Mario Orellana, jugador del Diriangén de Primera División Masculina, conocido como “el Messie” (Monsieur), se puso a  la  tarea de buscar jugadoras para formar el Diriangén femenino, y no le fue difícil encontrarlas siendo Diriamba una ciudad eminentemente futbolera.

La mayoría de jóvenes se interesaron en el proyecto y de forma disciplinada asistían a los entrenamientos matutinos y a los partidos semanales. El uniforme blanquinegro tradicional se usó con este equipo y algunas jugadoras se los prestaban a los jugadores de primera división, muchas eran hermanas o familiares de ellos o simplemente amigas.

Las fundadoras originales del Diriangén femenino fueron las siguientes jugadoras: Patricia González Siero, una chiquitina rápida y feroz dribladora, a quien apodaban “La  Pirata”, Ernestina “Tinita”  Mojica (q.e.p.d.), excelente delantera y  portera, Socorro Cruz, Patricia Rocha, Leslie Rocha, Stella Sánchez, Theresa Orellana, Damaris Chong, Aldine  Pavón (q.e.p.d.), Patricia  Pavón, Migdalia  Acevedo, Sara  Luisa  Coca, y otras muchachas más. El asistente técnico del entrenador Orellana era el Sr. Tulio López, también destacado futbolista de esa época.



ANÉCDOTA.
Era tal el  furor  de  las  integrantes, que de martes a viernes se levantaban a las 4 am para ir a practicar, la encargada de despertarlas era Damaris Chong y generalmente se iban en grupo hasta el campo de práctica. Una  vez Damaris se equivocó de hora y pasó recogiendo a las muchachas a la 1 am; todas fueron con entusiasmo, pero durmieron un ratito en el campo hasta la hora normal de práctica, es decir las 4 am, la única hora que su  instructor tenía  tiempo para entrenarlas.

Las integrantes del Diriangén femenino recuerdan con mucho orgullo la vez que jugaron de  preliminar en un encuentro entre el  Nacional de Uruguay y la selección de Nicaragua. Ese partido fue contra el Shulton de  Managua, al que derrotaron 2 goles a 1, con un penalti ejecutado por Tinita Mojica, resultando campeonas del torneo en disputa.


Es claro pues, que las primeras pioneras del fútbol femenino en Nicaragua fueron las muchachas del Diriangén en un momento que este deporte, inclusive a nivel mundial, era practicado mayoritariamente solo por los varones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada