domingo, 5 de julio de 2015

PREMIACION "A MEDIAS"

Los trofeos que serían entregados ayer tuvieron que regresarse en la misma caja en que llegaron. Solo DIRIANGEN pudo ser premiado.
LUSACO
Al parecer hubo falta de comunicación para garantizar una premiación digna del ambiente vivido en la final del Clausura 2014-2015, sin embargo la realidad fue otra y va a ser tema de polémica por algunos días.

Primero habría que preguntar si FENIFUT de manera oficial les notificó a los involucrados que al final del partido se haría una pequeña ceremonia de entrega de trofeos? Digo porque en los trofeos se miraba los nombres de Marlon Barrios, Adolfo Vanegas y en ningún momento se les observó bajar a la "tarima".

Segundo, el patrocinador parece que menospreció el evento o la sede, pues en otras finales que han concluido en otras ciudades ha sido notorio lo mucho que se lucen en las tarimas y backing, en cambio ayer una estructura metálica con un banner fue "la ambientación". No hubo nada destacado, nada llamativo independientemente de quien resultara vencedor.

Únicamente las medallas y trofeo del Subcampeón pudieron ser entregados ayer en la premiación
Tercero, ¿Abrieron los portones de salida de la afición local antes? 
La pregunta salta porque en otros encuentros generalmente el audio local está anunciando que la afición local -por motivos de seguridad- sale 15 o 20 minutos después y ayer aparentemente no fue así y esta gran cantidad de seguidores no pudo aplaudir a sus aguerridos representantes que con mucho orgullo y deportividad pasaron a recibir el trofeo de Subcampeón, que al final fue el único que se entregó.

Cuarto, el argumento del equipo Campeón obedece a supuesta "inseguridad" y por ello optaron por no ir a retirar el trofeo de Campeón de Clausura, Campeón Juvenil Especial, Campeon Goleo Individual Juvenil Especial

Al final, en la caja en que llegaron ahí mismo se tuvieron que regresar. Ojalá en aspectos como éstos se pueda mejorar porque directivos, aficionados, patrocinadores y jugadores apuestan a ese momento: levantar un trofeo y es una pena que ni siquiera para ello exista seguridad en un evento deportivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada